Cerraduras RFID

Si lo que buscas es una cerradura electrónica las cerraduras RFID son las mejores que hay actualmente, sobre todo porque están dando mucho de qué hablar en el mundo de la cerrajería.

¿Qué es RFID?

Las siglas RFID significan Radio Frecuency Identification, que significa identificación por radiofrecuencia. EL objetivo de este novedoso sistema es identificar sin contacto, por ello se puede dar el paso a vehículos o productos.

Una tecnología muy novedosa, es gracias RFID que se ha empezado a invertir en este tipo de cerraduras.

¿Cómo funciona la tecnología RFID?

Como vas a poder ver el funcionamiento de este tipo de seguridad es muy sencillo, ya que el lector lanza una petición por radiofrecuencia al chip que está dentro del aparato, este va a mandar una respuesta al lector de la persona correcta y se aprueba la autorización en tiempo real.

Siempre hay que tener en cuenta que cada uno de los dispositivos tiene que tener una antena de radio frecuencia, para que dependiendo de la banda pueda identificar el acceso. Como ves es una tecnología muy novedosa que puede aprovecharse para muchas empresas.

¿Qué son los tags en RFID?

Estos tags cuentan con una antena y un chip que se encargan de poner en contacto la identificación con el lector. Por ello se puede utilizar con un ID especial y único, una de la seguridad más novedosa para empresas.

Hay 3 tipos de tags:

  • Tag RFID pasiva. Es un sistema que no necesita de alimentación interna, por lo que la energía necesaria se recibe a través del lector, por ello es una identificación sencilla en cuanto el chip entra en la radio frecuencia.
  • TAG RFID activas. Este sistema tiene una alimentación interna, que se hace posible a través de una pequeña batería que hay dentro del dispositivo, con lo que la comunicación se hará mucho más amplia. Si quieres transferir muchos datos necesitarás esta radio frecuencia.
  • Tag RFID semipasivos. Este tipo de aparatos funcionan cuando la alimentación va dirigida al chip pero no a la antena.

Aunque los tags son parecidos, cada uno tiene diferentes tamaños dependiendo del área que se necesite.

¿Qué son las cerraduras RFID?

Este tipo de cerraduras son perfectas porque pueden permitir o denegar el acceso tanto a vehículos, personas o productos. Por ello gracias a una transferencia de identificación por radiofrecuencia la puerta se abre.

Este tipo de cerraduras activas se pueden usar en parkings, ya que así la puerta se abre cuando llega un vehículo, por ello siempre es una buena opción para este tipo de negocios. Las cerraduras pasivas se usan más dentro de los edificios, para oficinas o despachos personales.

Ventajas de las cerraduras RFID

Este tipo de cerraduras son muy seguras, ya que cada código es diferente y es complicado que los ladrones consigan desencriptar este tipo de accesos. Además, estas cerraduras son muy cómodas de utilizar, ya que no hay que introducir ninguna llave en la cerradura, por lo que son una buena opción para muchas de las empresas con multitud de acceso a salas.

Otra ventaja que tienen es que son muy sencillas de instalar, además de que no tiene relés ni tiene que tener una instalación eléctrica. Además, siempre vas a poder abrir más de una puerta con la misma tarjeta, con lo que funcionará sin problemas.

Las baterías de este tipo de puertas duran mucho tiempo, ya que al menos son 3 años o 30000 accesos, por lo que es una buena forma de aumentar la seguridad de tu empresa.